fbpx

La monitorización ambiental se hizo más fácil y más precisa con el FP-25

Se utiliza un FP-25BT para calibrar un muestreador de aire Met One BAM-1022.

La medición del flujo es crítica para los procesos de monitorización del aire. Para producir datos de calidad, el flujo de aire que pasa a través del sistema debe mantenerse constante; cualquier fluctuación puede causar que la medición sea errada. Esto es fácil de lograr dentro de un laboratorio donde la temperatura, la presión del aire y la humedad son cuidadosamente controladas. Por supuesto, la mayor parte de la monitorización del aire ambiente tiene lugar al aire libre, donde los instrumentos, y los datos que captan, están a merced de las condiciones climáticas variables. Con los estándares de flujo FP-25 y FP-25BT de Alicat, recopilar datos de calidad sobre fuentes de aire ambiente, incluso con variabilidad en las condiciones, es más fácil y más preciso que nunca.

 

Con el fin de recopilar datos justificables, los técnicos de monitorización de aire necesitan dispositivos que puedan funcionar en condiciones menos que ideales. Debido a que el vapor de agua cambia la densidad y la viscosidad del aire (que afecta el flujo de aire), todos los instrumentos de flujo deberían tener en cuenta esto para producir datos precisos. Los cambios de temperatura también pueden causar estragos en la precisión de la medición del flujo. La monitorización del aire puede realizarse a 108 °F (42 °C) en el verano seco y cálido de Arizona, a 86 °F (30 °C) durante la temporada húmeda de huracanes en el Golfo de México o a -20 °F (-29 °C) en un día de invierno en Alaska. En cada una de estas condiciones, el calibrador de flujo para la muestra de aire debe poder proporcionar lecturas precisas.

Para satisfacer estas necesidades, desarrollamos el estándar de flujo FP-25. Independientemente de la temperatura, la sonda de temperatura externa puede equilibrarse muy rápidamente con la temperatura del aire exterior. También es el primer medidor de flujo del mundo con un sensor en vivo de humedad incorporado, capaz de realizar ajustes en las mediciones de flujo en función de la humedad relativa del aire.

El clima tiene el potencial de afectar al dispositivo y a los técnicos también. El FP-25BT tiene comunicaciones Bluetooth (compatible con dispositivos móviles Android), por lo que el instrumento puede permanecer montado en la muestra de aire. Esto significa menos viajes subiendo y bajando una escalera para verificar las lecturas en condiciones muy cálidas o de heladas. Esta característica puede reducir a la mitad o más el número de viajes hasta el techo durante las calibraciones, lo que permite a los técnicos de monitorización del aire concentrarse en la calibración desde dentro del refugio.

Y creamos un dispositivo que puede sobrevivir a la caída desde una azotea, por las dudas.

 

El FP-25 garantiza mediciones de flujo de aire altamente precisas, independientemente de las condiciones climáticas, lo que facilita la calibración de muestras de aire de materia particulada.

Con los datos justificables producidos por el FP-25, las empresas y los reguladores pueden tomar medidas para reducir la cantidad de contaminación liberada en el aire, protegiendo a las personas y al planeta.

¿Tiene alguna pregunta?

 




Inscríbeme para el boletín de noticias ocasional.
Por favor, deja este campo vacío.
WordPress Video Lightbox Plugin